domingo, 6 de septiembre de 2009

Barreras de protección, inmunización y vacunas




Fase 01

El cuerpo humano se encuetra en constante contacto con diversos microorganismos. Varios de estos pueden ser pátogenos. Por esto el cuerpo ha creado diversas formas de combatir contra estos microorganismos.

BARRERAS DE PROTECCIÓN DEL ORGANISMO

Primera linea de Defensa


La piel

Es la primera barrera de protección frente al mundo externo que nos protege de estímulos ambientales que pueden ser beneficiosos o no como las radiaciones, los cambios de temperatura, el contacto con microorganismos (bacterias, virus u hongos), entre otros. La piel cuenta con dos porciones: la dermis y la epidermis; la epidermis en especial cuenta con varias láminas y unas de las más externas tiene células epidérmicas que contienen queratina la cual protege a nuestro cuerpo, ya que al descamarse periódicamente se eliminara cierta cantidad de microorganismos. Por otro lado, una serie de factores químicos también influyen en las funciones de la piel como: la secreción de sebo que formara una capa protectora sobre la superficie de la piel e impedirá el crecimiento de algunas baterías y hongos; y el sudor que ayudara a mantener una temperatura corporal constante.

Mucosas

Son las que recubren las paredes internas de los órganos que se encuentran en contacto con el exterior del cuerpo como el tubo digestivo, la cavidad oral, el aparato respiratorio y el aparato genitourinario. También, inhibe la entrada de microorganismos pero ofrece menos protección que la piel. Para ello segrega moco que es un líquido producido por células caliciformes de la mucosa y tendrá como función principal evitar la desecación.

Saliva

Es un liquido de la cavidad oral producido por glándulas salivales. Nos otorga un mecanismo de protección, ya que nos ayuda a eliminar los microorganismos que se encuentran en los dientes y en la mucosa oral para así evitar la colonización de estos y sufrir algún tipo de inflamación o lesiones cariosas.

Segunda línea de defensa

Células Natural Killer

Son un tipo de linfocitos que al identificar células que están infectadas o presentan amenaza para el cuerpo entonces las destruye.

Inflamación

Es la respuesta local del organismo frente a una lesión producida por infecciones (bacterias, virus, hongos, parásitos), agentes físicos (radiaciones, temperaturas) o químicos (venenos, toxinas. Su función principal es la de aislar y destruir al agente dañino para luego reparar el órgano o tejido dañado.

Fiebre

Es una respuesta sistémica y se manifiesta elevándose la temperatura corporal, ya que al elevarse combatirá la producción de bacterias o virus que invaden nuestro cuerpo.

Sustancias antimicrobianas

Son producidas por el organismo y las más importantes de estas sustancias se encuentran: por un lado, las proteínas del sistema del complemento que son un grupo de proteínas sericas las cuales de activan y reaccionan ante un agente hostil con lo cual potencian la respuesta inflamatoria destruyendo a los microorganismos e impidiendo el daño excesivo de los tejidos del huésped; por otro lado, los interferones, también, son proteínas pero, en este caso, antivirales producidas por los linfocitos y macrófagos, cuya función principal es la de interferir en la multiplicación viral. Existen tres tipos de interferones de los seres humanos: interferón β (beta), interferón α (alfa) e interferón µ (gamma). Los interferones son específicos de la célula huésped pero no son específicos del virus.

Tercera linea de defensa

Linfocitos T

Son las células que ocupan la mayor parte del espacio intracelular, las cuales son responsables de que en la respuesta inmunológica se reconozcan a las células que no son propias del organismo, especialmente, a las células cancerosas. También, se ocupan de la producción de anticuerpos por los linfocitos B. Los linfocitos T se forman a partir de las células madre dentro de la médula ósea roja. Existen varios tipos de células T, se mencionarán algunas a continuación.

Linfocitos T HELPER

Estos cooperan con los linfocitos B en la producción de anticuerpos a través de la señalización de las citocinas. También, pueden reconocer un antígeno y activar el macrófago con lo cual aumentara su eficacia tanto para la fagocitosis como para la presentación del antígeno.
Linfocitos T Citotóxicos
Son activados por las citocinas de un linfocito TH, el cual podrá transformarse en LTC que es una célula efectora con la capacidad de reconocer y destruir las células diana que considere extrañas.

Linfocitos T Reguladores

Anteriormente fueron denominados como linfocitos T supresores, estos segregan citocinas IL-1O. Tiene como funciones principales suprimir la actividad de otros linfocitos T y modificar la inflamación. También, regular la respuesta del sistema inmunitario por ejemplo al rechazar enfermedades como la diabetes tipo I.

Linfocitos B

Son los que están recubiertos por las inmunoglobulinas, de estos leucocitos dependerá la inmunidad mediada por los anticuerpos, los cuales tendrán una actividad específica de fijación de antígenos. Los linfocitos B se activan gracias a la combinación de su proliferación y diferenciación terminal en las células plasmáticas. Algunos linfocitos B pueden ser dependientes o independientes de las células T.

Anticuerpos

Son proteínas producidas por las células B las cuales interaccionan con el antígeno (sustancia capaz de inducir una respuesta específica para la producción de anticuerpos).

INMUNIDAD

La inmunidad es la resistencia hacia microorganismos, hongos, bacterias, entre otros, los cuales podrían causar alguna patología. También, es el estado de tener las suficientes defensas biológicas para evitar como ya se mencionó anteriormente alguna infección o enfermedad. La inmunidad se divide en dos:

Inmunidad innata (inespecífica): es la que tenemos todos sin tener un contacto previo con algún tipo de agente infeccioso, es decir, las tenemos desde el nacimiento. Este tipo de inmunidad no actúa al reconocer un agente especifico sino actúa con todos de igual manera, tampoco, tiene ningún componente memorial, ello quiere decir que no recordará un contacto anterior con un agente extraño.

Inmunidad adquirida (específica): es la respuesta específica contra un microorganismo específico y al contrario de la inmunidad innata, este tipo de inmunidad si tiene un componente memorial. La inmunidad puede adquirirse en forma activa o pasiva y a su vez, obtenerse por medios naturales o artificiales. A continuación, detallaremos cada uno de ellos.

· Inmunidad activa adquirida por medios naturales: se desarrolla cuando la persona está expuesta a los antígenos, se enferma y luego se recupera.
· Inmunidad pasiva adquirida por medios naturales: se obtiene transfiriéndose de madre a hijo (transferencia transplacentaria).
· Inmunidad activa adquirida por medios artificiales: es la que se desarrolla a través de la vacunación.

· Inmunidad pasiva adquirida por medios artificiales: es la que implica inyección de anticuerpos en el cuerpo. Estos anticuerpos pueden provenir de un animal o de una persona que ya sea inmune a una enfermedad determinada.

INFLAMACIÓN
La inflamación es una reacción del tejido conectivo vascular debido a la respuesta del sistema inmune ante la presencia de agentes invasores externos. Puede ser originada por factores endógenos o factores exógenos como lesiones por agentes mecánicos, físicos, químicos, biológicos e inmunológicos.
La inflamación presenta los siguientes signos:

· Dolor: primer síntoma.
· Enrojecimiento: debido al aumento de presión.
· Hinchazón: al aumentar el liquido intersticial se forma un edema
· Calor: aumento de la temperatura debido a la vasodilatación y al incremento local de oxigeno.

La respuesta inflamatoria puede dividirse en 2 tipos principales según su duración y su proceso regenerativo.

A. Inflamación aguda
Se inicia rápidamente y dura poco tiempo (máximo unos días). Se caracteriza por el exudado de líquidos plasmáticos y la migración de fagocitos hacia la zona afectada. Se desarrolla en el siguiente orden de acontecimientos:
1. Cambios en el flujo y diámetro vascular, que hacen que aumente el flujo sanguíneo
2. Cambios estructurales en los vasos sanguíneos que aumentan la permeabilidad vascular e inducen la formación de exudado inflamatorio
3. Paso de células fagocitas del espacio vascular al extravascular alcanzando así la zona lesionada.

B. Inflamación Crónica

Dura bastante tiempo (semanas y meses) y se produce cuando el irritante es de baja virulencia, la resistencia del huésped es buena o cuando la inflamación aguda está en sus últimas fases reparativas. Se diferencia por ser leve, prolongada y de tipo proliferativo. Presenta dos características:
1. El infiltrado celular está compuesto sobre todo por macrófagos, linfocitos y células plasmáticas. 2. La reacción inflamatoria es más productiva que exudativa, es decir, que la formación de tejido fibroso prevalece sobre el exudado de líquidos.
De estos dos tipos principales pueden surgir otros dos subtipos.

C. Inflamación Sub-aguda

Es un proceso inflamatorio que presenta las características de la inflamación aguda o crónica. Se da cuando la inflamación crónica sufre brotes de reagudización con la presencia de ambos elementos celulares.

D. Inflamación Granulo-matosa crónica
Se da cuando en la respuesta tisular existe una proliferación de macrófagos (histiocitos). Esta inflamación es característica de pacientes con tuberculosis, sífilis sarcoidosis y muchas otras enfermedades.

FIEBRE

Es el aumento de temperatura corporal a través del hipotálamo en respuesta del sistema inmune hacia algún agente microbiano. La temperatura de un niño con fiebre es de:

Rectal: 38° C (100.4 °F)
Oral: 37.5° C (99.5 °F)
Axilar: 37.2° C (99 °F)

Un adulto podría encontrarse con fiebre cuando su temperatura está por encima de los 37.2 - 37.5°C (99 - 99.5° F), dependiendo del clima.

En muchos niños y bebés, la fiebre alta se presenta por enfermedades virales menores y es indicio de que el organismo se encuentra en defensa de microorganismos.
Se puede producir un daño cerebral cuando la fiebre es mayor a 42°C (107.6°F). La fiebre sin tratamiento causada por infección rara vez sobrepasa los 40.5º C (105° F), a menos que el niño se encuentre en un lugar caluroso.
Las convulsiones febriles pueden ocurrir en algunos niños. Sin embargo, pasan rápidamente y no significa que el niño sufra de algún daño permanente.
Las principales causas de fiebre son las infecciones. Muchas de estas pueden ser respiratorias, urinarias, gástricas o infecciones más serias como neumonía, infecciones óseas, infecciones cutáneas, apendicitis, tuberculosis y meningitis. Los trastornos auto-inmunitarios o inflamatorios también pueden causar fiebre. Otras causas pueden ser por coágulos de sangre, tromboflebitis, medicamentos como antibióticos, antihistamínicos, y anticonvulsivos o luego de aplicarse alguna vacuna.

INMUNIZACIÓN Y VACUNAS


La inmunización es una protección contra enfermedades. Es también conocida como inmunidad artificial, por lo que es inducida artificialmente al cuerpo. Se divide en dos tipos, en inmunización pasiva e inmunización activa:

Inmunización pasiva

Involucra anticuerpos que se producen en el cuerpo de otra persona, como en el caso de los lactantes que poseen inmunidad pasiva, dado que ellos nacen con los anticuerpos que les transfiere la madre a través de la placenta. Dichos anticuerpos desaparecen entre los 6 y 12 meses de edad. Otra forma de obtener la inmunidad pasiva es con la gammaglobulina, la cual es suministrada por un médico y cuya protección es también temporal.

Inmunización activa

Se da a través de la aplicación de vacunas, preparados antigénicos atenuados con el fin de generar una respuesta inmunológica por parte del organismo; para generar un "memoria inmunológica" consistente en la formación de anticuerpos protectores contra el antígeno al que se es expuesto.
Las vacunas son bacterias o virus debilitados o vivos en pequeñas cantidades que ayudan a prevenir al organismo de una determinada enfermedad, activando anticuerpos especializados. De esta manera, la próxima vez que el cuerpo este expuesto a esta enfermedad, el sistema inmunitario lo reconocerá y lo atacará.
Después de que se introdujo la vacunación globalmente, las infecciones como el tétano, la difteria, el sarampión, la tos ferina y la polio se han vuelto no comunes. Las vacunas más recientes han disminuido ciertos tipos de meningitis, neumonía e infecciones auditivas en los niños.
Actualmente, están disponibles 4 tipos diferentes de vacunas:

El virus vivo atenuado (debilitado) se usa en la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral) y en la vacuna contra la varicela (viruela). Estas vacunas pueden causar problemas a personas con personas con inmunodeficiencia.
Los virus o bacterias muertos (inactivados) se usan en algunas vacunas, como la vacuna contra la influenza. Estas vacunas son seguras, incluso en personas inmunodeficientes.

Las vacunas toxoides: Contienen una toxina o químico producido por la bacteria o virus. Estas vacunas hacen que uno sea inmune a los efectos dañinos de la infección en lugar de la infección en sí.

Las vacunas biosintéticas: Contienen sustancias artificiales que el sistema inmunitario toma por organismos infecciosos. La vacuna conjugada Hib es un ejemplo.
Las vacunas se deben administrar a los niños desde el primer año de vida y el cronograma de vacunación varía cada cierto tiempo y dependiendo del el país donde se encuentre.
También existen vacunas para adultos como la antitetánica, la vacuna antigripal, las vacunas contra hepatitis A y B, la vacuna antineumocócica, la triple viral y las vacunas contra la viruela y la meningitis.

ALERGIAS E INMUNODEFICIENCIAS

La alergia es una hipersensibilidad a una particular sustancia que, si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos. La sustancia a la que se es alérgico se denomina "alérgeno", y los síntomas provocados son definidos como "reacciones alérgicas".

Cuando los anticuerpos han sido creados para un determinado antígeno, estos pasan al torrente sanguíneo (circulantes) o se fijan en las células huésped (fijos), de manera que el hombre es capaz de neutralizar los antígenos si es que se expone por segunda vez a estos.
Si un individuo previamente expuesto a un antígeno se expone una segunda vez al mismo antígeno pueden suceder dos cosas: 1) el antígeno es neutralizado y destruido por los anticuerpos circulantes, o 2) los anticuerpos no son suficientes para eliminar el antígeno y este llega a las células tisulares donde reacciona con los anticuerpos fijos. Cuando esto sucede, destruye la célula o conduce a la liberación de sustancias que producen una serie de efectos adversos, por ejemplo, el aumento de la permeabilidad de las paredes de los vasos sanguíneos o espasmo del músculo liso. Este proceso se denomina alergia.

Las inmunodeficiencias son las deficiencias de alguno de los componentes del sistema inmune, de tal manera que aparecen las enfermedades llamadas, inmunodeficiencias primarias, las cuales pueden ser específicas e inespecíficas; e inmunodeficiencias secundarias. En ambos tipos se manifiesta la aparición de infecciones crónicas, persistentes o recurrentes.

A. Inmunodeficiencia Primaria: Existe un defecto en la respuesta inmunitaria. Son enfermedades poco frecuentes y en su mayoría aparecen ene a infancia y tienen un componente genético importante.

1. Específica. Afecta a la zona específica de la respuesta inmunitaria (linfocitos B o T)
2. Inespecífica: Afecta a la porción inespecífica de la respuestas (células fagocitas y complemento)

B. Inmunodeficiencia Secundaria: Se da por la aparición de otra patología (cáncer, enfermedades metabólicas, malnutrición, etc.) o por la administración de drogas.

DIAGNÓSTICO DE LAS AFECCIONES DE LA CAVIDAD ORAL

Existe más de 200 tipos diferentes de enfermedades que afectan a la cavidad bucal, y muchas solo pueden ser diagnosticadas mediante el examen microscópico. El diagnostico bucal se basa en un sólido conocimiento de la patología y es importante para la buena práctica clínica. La patología de las lesiones bucales se puede presentar de las siguientes maneras:

Lesiones superficiales de la mucosa
1. Lesiones blancas
2. Lesiones vesiculares
3. Ulceraciones
4. Lesiones Pigmentadas
Tumores del Tejido Blando
1. Tumores firmes no hemorrágicos
2. Tumores hemorrágicos
3. Tumores comprimibles
4. Tumores Papilares

Lesiones de los maxilares
Lesiones radiopacas
2. Lesiones radiolúcidas
3. Lesiones parcialmente radiolúcidas y radiopacas
Lesiones de las glándulas salivares
1. Tumefacciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada